admin

Los distritos más rentables para comprar un departamento en Lima

En la vida, llega un momento en el cual debemos independizarnos. Este es un proceso difícil que trae beneficios a largo plazo, entre ellos, la oportunidad de comprar un inmueble para vivir. Seleccionar esa primera vivienda es una decisión complicada, especialmente si se trata de un departamento.

Para tal acción, especialmente en Lima, hay que estudiar varias vertientes, tales como precios, rentabilidad del distrito o zona, las oportunidades de financiamiento, entre otras. Luego de analizar todos estos aspectos, puedes permitirte comprar, con lo que das el primer paso hacia el resguardo de tu futuro.

¿Cuáles son los mejores distritos para comprar un departamento?

En la actualidad, Lima tiene seis distritos que son considerados por el marcado laboral como los más rentables para la compra de departamentos.

San Miguel

Los departamentos de sus zonas norte y oeste son completamente nuevos. Dichos inmuebles fueron diseñados conforme a las tendencias modernas, como las condiciones para surtirse de gas natural o instalar internet de fibra óptica.

Por otra parte, en algunos edificios puedes encontrar departamentos amoblados de nuevo uso. Esto se debe a que estos elementos hacen parte del diseño en planos. Todo esto se traduce en un beneficio para tu bolsillo.

Parte de su rentabilidad radica en su vista al mar y sus áreas verdes. Además, si buscas un compañero de piso, no te costará encontrarlo debido a la alta demanda.

Cercado de Lima

Fue el único distrito en conseguir un incremento en rentabilidad en 2021. De hecho, la relación de sus costos con el nivel de rentabilidad la convierte en una de las zonas con mayor aceptación.

La rentabilidad es una de las razones por las cuales muchas personas deciden comprar sus departamentos como propiedad de inversión. Esta táctica tiene mayor demanda que comprar los inmuebles para residir en este distrito.

Lince

Es el distrito preferido por el público millenial. Esto se debe a razones como la ubicación, pues es una zona comercial, de esparcimiento y cercana a sus sectores de trabajo. Aunado a ello, tiene un gran flujo de transporte público, así como también ciclovías, un medio de transporte muy utilizado por este sector poblacional.

Por otro lado, su rentabilidad radica en los precios de sus departamentos, los cuales encajan con las posibilidades económicas del público joven. Dicho público se encuentra en búsqueda de independencia, lo que ha influido en el incremento de la demanda de compra y alquiler de departamentos. Asimismo, es una zona segura y tranquila, cuyas construcciones comienzan a adecuarse a familias con mascotas.

Surquillo

Antes de la pandemia, se posicionaba como el distrito con mayor incremento de rentabilidad. Con un retorno correspondiente al 6% de la inversión, se convirtió en uno de los distritos predilectos de los inversores.

De hecho, Surquillo es una zona estratégica para los agentes inmobiliarios, ya que se encuentra en el medio de distritos de clase alta y media alta. En este sentido, las empresas dedicadas a este rubro han visto una oportunidad para establecer edificios multifamiliares. Esto incrementaría eventualmente la demanda de compra de departamentos.

Jesús María

Es uno de los distritos con mayor oferta inmobiliaria. Esta zona sigue desarrollándose de manera exponencial debido a las empresas constructoras. Por este motivo y por los sectores socioeconómicos que allí residen (clases alta y media alta), tanto agentes como inversores inmobiliarios la consideran área rentable.

Aunado a ello, este distrito se ubica en un punto que conecta con todos los distritos limeños y es adyacente a varios centros comerciales. A esto debemos sumar que se encuentra en constante renovación de su infraestructura.

Pueblo Libre

Hace parte de la llamada “Lima Moderna”. Cuenta con un alto índice de oferta inmobiliaria y de desarrollo moderno. Se considera uno de los distritos más rentables con un retorno de inversión del 8.07%.

Se caracteriza por sus niveles de seguridad y su ubicación casi céntrica. También se ve envuelta en un contexto histórico reflejado en parte de su infraestructura, específicamente iglesias y monumentos.